Connect with us

Emprendimiento

Pasos y recomendaciones para abrir un negocio en España siendo latino

Publicado

en

Emprendedores latinos en España. Foto Pexels

España, con su economía en constante crecimiento y su posición estratégica en Europa, se ha convertido en un destino atractivo para muchos emprendedores latinos que buscan nuevas oportunidades. Si eres uno de ellos y te preguntas cómo abrir negocio en España, este artículo es para ti. Te ofrecemos un resumen detallado de los pasos y recomendaciones que debes tener en cuenta.

Investigación del mercado

Antes de lanzarte, es crucial entender el mercado español y cómo tu idea de negocio se adaptaría a él. Investiga las tendencias actuales, la demanda en tu sector y quiénes serían tus competidores.

Elección de la forma jurídica

En España, hay varias formas jurídicas a elegir: autónomo, sociedad limitada (SL), sociedad anónima (SA), entre otras. La elección dependerá de tu tipo de negocio, capital inicial y expectativas de crecimiento.

Autónomo (Empresario Individual)

  • Definición: Es una persona física que realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa.
  • Capital inicial: No requiere un capital mínimo para comenzar.
  • Responsabilidad: El autónomo responde con su patrimonio personal ante posibles deudas del negocio, es decir, tiene una responsabilidad ilimitada.
  • Impuestos: Tributa por el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) a través del sistema de estimación directa o módulos.
  • Trámites de constitución: Son más sencillos en comparación con las sociedades. Principalmente, hay que darse de alta en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria.

Sociedad Limitada (SL)

  • Definición: Es una sociedad mercantil en la que la responsabilidad está limitada al capital aportado por los socios. Es la forma jurídica más popular entre las pequeñas y medianas empresas.
  • Capital inicial: Requiere un capital mínimo de 3.000 euros, que debe ser desembolsado en el momento de la constitución.
  • Responsabilidad: La responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado. El patrimonio personal de los socios está protegido ante las deudas de la sociedad.
  • Impuestos: Tributa por el Impuesto de Sociedades, con un tipo impositivo general del 25%.
  • Trámites de constitución: Requiere de escritura pública ante notario, inscripción en el Registro Mercantil y obtención del CIF (Código de Identificación Fiscal).

Sociedad Anónima (SA)

  • Definición: Es una forma jurídica diseñada para grandes empresas, con capacidad para acceder a los mercados de capitales.
  • Capital inicial: Requiere un capital mínimo de 60.000 euros, de los cuales al menos el 25% debe ser desembolsado en el momento de la constitución.
  • Responsabilidad: Al igual que en la SL, la responsabilidad de los socios está limitada al capital aportado.
  • Impuestos: Al igual que la SL, tributa por el Impuesto de Sociedades, con un tipo impositivo general del 25%.
  • Trámites de constitución: Son más complejos que en la SL, también requiere escritura pública ante notario, inscripción en el Registro Mercantil y obtención del CIF.

Leer también : Nueva Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE)

Trámites administrativos

Para abrir negocio en España, hay que realizar varios trámites administrativos. Estos incluyen:

  • Obtener el Número de Identificación de Extranjero (NIE).
  • Registrar el nombre de tu empresa.
  • Solicitar la licencia de actividad y apertura.
  • Darse de alta en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social.
  • Obtener el Número de Identificación de Extranjero (NIE) El NIE es un número personal, único y exclusivo que se asigna a los extranjeros para identificarlos en las relaciones que puedan establecer con España. Este número es indispensable para realizar trámites fiscales, administrativos y económicos, como la apertura de cuentas bancarias y, por supuesto, la creación de una empresa.
  • Cómo obtenerlo: Debes solicitarlo en la Oficina de Extranjeros o en la comisaría de policía correspondiente. Necesitarás presentar:
  • Formulario de solicitud EX-15 debidamente cumplimentado.
  • Copia de tu pasaporte.
  • Justificación del motivo de la solicitud (en este caso, abrir un negocio).

Registrar el nombre de tu empresa

Antes de constituir tu empresa, necesitas asegurarte de que el nombre que deseas utilizar está disponible y no está ya en uso por otra entidad.

Puedes realizar una consulta de denominaciones en el Registro Mercantil Central. Si el nombre está disponible, deberás solicitar una certificación negativa de denominación social, la cual te garantiza el derecho a utilizar ese nombre.

Solicitar la licencia de actividad y apertura

Dependiendo del tipo de actividad que vaya a realizar tu negocio, es probable que necesites una licencia de actividad y apertura. Esta licencia certifica que tu negocio cumple con la normativa local y con las condiciones de habitabilidad y seguridad.

Debes dirigirte al ayuntamiento del municipio donde estará ubicado tu negocio. Los documentos a presentar varían según la actividad y el municipio, pero generalmente incluyen un proyecto técnico firmado por un profesional competente.

Darse de alta en la Agencia Tributaria y en la Seguridad Social


Agencia Tributaria: Antes de iniciar tu actividad, debes darte de alta en la Agencia Tributaria. Esto implica obtener un Código de Identificación Fiscal (CIF) y comunicar el inicio de tu actividad empresarial. Presenta el modelo 036 o 037 en la delegación de la Agencia Tributaria correspondiente a tu domicilio fiscal.

Seguridad Social: Si vas a trabajar en tu propio negocio y/o vas a tener empleados, debes darte de alta en el Régimen correspondiente de la Seguridad Social. Acude a la Tesorería General de la Seguridad Social para darte de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o, si vas a tener empleados, en el Régimen General.

Plan de negocio

Un plan bien estructurado te ayudará a visualizar el camino a seguir. Deberás incluir: resumen ejecutivo, descripción del negocio, análisis de mercado, estrategia de marketing, estructura organizacional, proyecciones financieras, entre otros.

Financiamiento

Es posible que necesites capital para iniciar. España cuenta con diversas opciones, desde préstamos bancarios, inversores ángeles, hasta fondos de inversión especializados en startups.

Conocer las obligaciones fiscales

El sistema tributario español es distinto al de muchos países latinoamericanos. Familiarízate con los impuestos que debes pagar y considera contratar a un gestor para que te asista en estos temas.

Construir una red de contactos

El networking es crucial para abrir negocio en España con éxito. Considera unirte a cámaras de comercio o grupos de emprendedores latinos en España.

Cultura empresarial

Aunque compartimos idioma, hay diferencias culturales que pueden influir en la forma de hacer negocios. Aprende sobre la etiqueta empresarial en España para evitar malentendidos y fortalecer tus relaciones profesionales.

Ubicación del negocio

La ubicación es vital, especialmente si tu negocio es físico. Investiga las mejores zonas para tu tipo de empresa y evalúa factores como el alquiler, accesibilidad y competencia cercana.

Continúa formándote

El mundo empresarial cambia constantemente. Considera cursos o talleres que te ayuden a mantenerte actualizado en tu sector y a manejar mejor tu negocio.

Abrir negocio en España siendo latino puede ser un desafío, pero también una oportunidad gratificante. Al seguir estos pasos y recomendaciones, estarás más preparado para enfrentar este reto y lograr que tu emprendimiento sea un éxito en tierras españolas. ¡Adelante!

Con información de latinosgram.es

Emprendimiento

«Alma Cruceros» es la primera línea de cruceros de lujo para hispanohablantes

Publicado

en

Por

En abril de 2025, Alma Cruceros se lanzará como la primera línea de cruceros de lujo de España, con base en Málaga y adaptada a la comunidad de habla hispana, ofreciendo viajes por el Mediterráneo, el norte de África y las Islas Canarias.

Abril de 2025 marcará un hito importante en la industria mundial de cruceros con el lanzamiento de Alma Cruceros, la principal línea de cruceros de lujo de España, diseñada distintivamente para el mercado hispanohablante. Con sede en la histórica ciudad portuaria de Málaga, Alma Cruceros está preparada para ofrecer una experiencia marítima incomparable, combinando viajes opulentos con una profunda inmersión en las culturas de habla hispana.

Revelando la victoria del océano

El viaje inaugural del Ocean Victory, el buque insignia de Alma Cruceros, atravesará desde Las Palmas de Gran Canaria hasta Málaga, presentando a los viajeros un rico tapiz de experiencias a través del Mediterráneo occidental, el norte de África y las Islas Canarias. Este barco, que anteriormente navegaba por las gélidas aguas de la Antártida y las costas del sur de Argentina, fondeará sus temporadas de verano en España durante una década, con ambiciones de ampliar su flota posteriormente.

El Ocean Victory, una maravilla de la ingeniería marítima moderna construida en 2021, cuenta con 93 cabinas de ocupación doble, todas con vistas al exterior y la mayoría equipadas con balcones privados. Diseñado para acomodar a 186 pasajeros, garantiza un viaje íntimo y lujoso respaldado por una tripulación de más de cien personas, brindando un servicio personalizado.

Abrazando la cultura hispanohablante

Elisario Sánchez empresario malagueño/ Foto EFE

Elisardo Sánchez, el visionario empresario malagueño detrás de Alma Cruceros, enfatiza el compromiso de la empresa de ofrecer una auténtica experiencia hispanohablante. A diferencia de las principales líneas de cruceros dominadas por el inglés, Alma Cruceros celebra el idioma español y las culturas hispanas, con el objetivo de crear un ambiente a bordo que se sienta como un hogar lejos del hogar para los hispanohablantes.

La propuesta de venta única de la línea de cruceros es su programación cultural. Los pasajeros pueden disfrutar de las delicias culinarias españolas y latinoamericanas, disfrutar de música que va desde el flamenco hasta la salsa y participar del entretenimiento y la vida nocturna que reflejan las vibrantes tradiciones del mundo hispano. Esta inmersión cultural se extiende al personal del barco, quien se comunicará principalmente en español, mejorando la experiencia de los huéspedes.

Te puede interesar: Oportunidades de negocio en España en 2024

Alma Cruceros se dirige al mercado español y a la población hispanohablante en general en las Américas, con un enfoque significativo en la comunidad hispana en los Estados Unidos. Esta estrategia aprovecha una creciente demanda de experiencias de viaje que satisfagan preferencias lingüísticas y culturales específicas, proporcionando un sentido de pertenencia y reconocimiento a los viajeros que a menudo son pasados por alto por la industria turística mundial.

La introducción de Alma Cruceros refleja una tendencia más significativa en los viajes donde las experiencias personalizadas y culturalmente específicas se valoran cada vez más. En toda América Latina, hay ejemplos de iniciativas turísticas de nicho que atienden a identidades culturales únicas. Por ejemplo, los cruceros de lujo en el Amazonas de Brasil ofrecen a los huéspedes de habla portuguesa viajes de inmersión al corazón de la selva tropical, mientras que en México, los cruceros a lo largo de la costa del Pacífico celebran la rica herencia de la cultura mexicana y el idioma español.

La estrategia de alineación cultural y lingüística de Alma Cruceros con su clientela es un enfoque pionero en el mercado europeo de cruceros de lujo, que potencialmente establece un nuevo estándar sobre cómo se diseñan y comercializan las experiencias de viaje. El enfoque de la compañía en el mercado hispano subraya la importancia económica y cultural de este grupo demográfico, que a menudo ha estado subrepresentado en las narrativas turísticas globales.

infocrucero.com

Uniendo continentes, fomentando conexiones

Este emprendimiento significa una innovación empresarial y representa un puente entre continentes, fomentando un mayor entendimiento y conexión entre los países de habla hispana. Al resaltar el patrimonio cultural compartido y ofrecer una plataforma para el intercambio cultural, Alma Cruceros puede fortalecer los lazos entre Europa y América Latina, mejorando el aprecio mutuo y la colaboración turística.

La anticipación por el lanzamiento de Alma Cruceros es un testimonio de la evolución de las preferencias de los viajeros que buscan algo más que unas vacaciones, sino un viaje que resuena con su identidad cultural y herencia lingüística. Al embarcarse en su viaje inaugural, Alma Cruceros no sólo navegará por los mares del Mediterráneo y más allá. Aun así, navegarán a través de las ricas corrientes culturales del mundo hispanohablante, ofreciendo a sus pasajeros un viaje inolvidable impregnado de la calidez y vitalidad de las culturas de habla hispana.

Alma Cruceros está a la vanguardia de una nueva era en los cruceros de lujo, una en la que la especificidad cultural y la inclusión lingüística se vuelven primordiales. Su debut es un paso audaz hacia la redefinición de los viajes marítimos, haciéndolos más accesibles y significativos para los viajeros de habla hispana. A medida que Alma Cruceros traza su rumbo a través del Mediterráneo, lleva el legado y el futuro de las culturas hispanófonas, ofreciendo un santuario flotante donde el idioma y la herencia se celebran en mar abierto.

latinamericanpost.com

Continuar leyendo

Emprendimiento

Networking Venezolano en Madrid

Publicado

en

¡Hey, emprendedores venezolanos en Madrid! ¿Están listos para un evento que sacudirá sus ideas y los conectará con otras mentes creativas?

¡Bienvenidos al “Networking Venezolano“, de la idea a la acción!

Ya sea que estén lanzando su propio negocio, pensando en hacerlo o simplemente buscando conocer gente genial, este evento es para ti. Imagínate: una sala llena de venezolanos como tú, con historias inspiradoras, consejos prácticos y un montón de buena vibra para compartir.

Desde intercambiar ideas hasta encontrar a ese socio o colaborador perfecto que estás buscando, ¡aquí es donde la magia sucede! Únete con nosotros para una tarde llena de conversaciones, oportunidades de conectar con mentes brillantes y, por supuesto, ¡mucho networking para potenciar tu proyecto empresarial como nunca antes! 

Contaremos con la presencia especial de Fernando Rodríguez, destacado emprendedor venezolano que ha dejado una huella imborrable en el ámbito empresarial desde su llegada a España en 2008. Fernando es reconocido por su excepcional trayectoria en la industria, destacándose por su capacidad para liderar proyectos innovadores y alcanzar el éxito en el competitivo mundo de los negocios. Su experiencia incluye la construcción y expansión de la primera nave de producción de Antojos Araguaney, así como su destacado papel en la alianza estratégica con Empresas Polar, líder en el sector de consumo masivo en Venezuela. Estamos emocionados de tener a Fernando Rodríguez como nuestro invitado especial, y estamos seguros de que su presencia será una fuente invaluable de inspiración y aprendizaje para todos los asistentes al evento.

Así que, ¿qué están esperando? ¡Asegura tu entrada para no perderte esta oportunidad única! Nos vemos el próximo 23 de mayo para convertir ideas en acciones y hacer que sucedan cosas increíbles juntos. No olvides traer tus tarjetas de presentación, ¡porque este es el momento perfecto para conocer gente inspiradora y crear conexiones que impulsen tu proyecto empresarial.

Detalles del evento

  • Día: Jueves 23 de Mayo de 2024
  • Hora: De 19:00 a 20h
  • Lugar: El Hoyo del Queque, Calle de Hilarión Eslava, 34, Chamberí, 28015, Madrid.
  • Entrada General: 10 €.

Para obtener más detalles sobre el evento, entradas o explorar oportunidades de patrocinio, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del correo electrónico

Continuar leyendo

Emprendimiento

Odilo: el Shopify de la educación

Publicado

en

Por

Rodrigo Rodríguez CEO Odilo.
Foto: Juanjo Molina

Desde hace unos años, está en todas las quinielas para convertirse en el próximo unicornio español, pero su CEO, Rodrigo Rodríguez, prefiere tomárselo con calma

Por Isabel García Méndez

Una oportunidad, una necesidad y una decisión. Esa tríada fue fundamental en el nacimiento de Odilo, una de las mayores edTech del mundo, con base nada menos que en la ciudad de Cartagena (Murcia).

Una oportunidad. “Odilo no nace con la idea de emprender sino porque surge la oportunidad y el momento adecuado para ir a por ello. Fue a mi hermano a quien se le ocurrió la idea de aplicar tecnología a las bibliotecas para ofrecer contenidos digitales”.

Una necesidad. “Yo trabajaba en Telecomunicaciones entre Madrid y Londres y quería volver a Cartagena, pero con mi trabajo era muy difícil. Y, de repente, se cruzan mi idea de querer volver a casa con el proyecto de mi hermano”.

Una decisión. “Es mi hermano el que tiene el empuje y, poco a poco, me va convenciendo a mí para que me una para montar lo que hoy es Odilo”.

El Shopify de la educación

Quien así habla es Rodrigo Rodríguez, CEO y cofundador de Odilo, la edTech que ha conquistado los ordenadores de más de 9.300 organizaciones de 54 países, con más de 300 trabajadores y una base agregada de usuarios de más de 170 millones.

Pero, ¿qué es Odilo? Según reza en su dossier de prensa, es una “empresa de educación digital que permite a cualquier organización crear su propio ecosistema de aprendizaje, ofreciendo a sus usuarios acceso ilimitado al catálogo de contenido educativo multiformato más grande del mundo y con la posibilidad de crear todo tipo de experiencias de aprendizaje sin restricciones”. En otras palabras, un Shopify de la educación. Pero, ¿siempre fue así?

RODRIGO RODRÍGUEZ: “Cada año hemos ido cambiando. Odilo nace con la idea de ayudar a las bibliotecas públicas a digitalizar sus contenidos. El objetivo era trasladar el mundo del préstamo físico al préstamo digital. Luego cambiamos el servicio en función de lo que nos pedían los clientes. Arrancamos haciendo sólo software, después nos convertimos en agregador y empezamos a negociar con la industria de los libros. Y de forma natural añadimos guías, revistas, audiolibros, cursos. Al tiempo, se nos acercaron gobiernos porque veían en Odilo una forma muy buena y eficiente de hacer accesible la cultura. Y, a partir de ahí, desarrollamos plataformas de learning integradas con los contenidos. Es decir, año a año, hemos ido evolucionando hasta crear estos ecosistemas para bibliotecas, universidades, empresas, gobiernos…”

Ambición para coger velocidad

EMPRENDEDORES: De micropyme a startup para convertirse en una pequeña y mediana empresa y luego en una gran compañía. ¿Cómo han sido esas fases?

R.R.: Dentro del camino de Odilo hemos atravesado distintas etapas. Cuando empezamos, éramos una empresa muy pequeña. De hecho, el objetivo entonces era poco menos que autoemplearnos y, además, cumplir con la misión de ayudar a la cultura. Tuvimos la suerte de que funcionó bien. En España nos costó un poquito más, pero en EEUU fue como un tiro. Ahí nos dimos cuenta de que teníamos una oportunidad más grande y de que debíamos acelerar. Al principio, éramos prácticamente los primeros a nivel mundial, pero pronto empezaron a aparecer competidores interesantes en EEUU y teníamos que ser más ambiciosos y coger velocidad.

EMP.: Salir la zona de confort…

R.R.: Sí. Con los recursos que teníamos podíamos desarrollar tecnología, pero debíamos ir mucho más rápido. Y dimos el paso a ser una startup, a tener inversores, con crecimiento acelerado por trabajar con fondos de inversión y con una ambición global. Una vez demostrado que la compañía podía crecer y que podía ser global, pasamos a la siguiente etapa. Vimos una oportunidad muy grande en el concepto de plataforma, donde cada compañía y cada organismo podía crear producto. Y eso requería dar un nuevo cambio a la empresa con un nuevo modelo organizativo y una inversión de fondos mucho más grande para afrontar esta idea que era muy ambiciosa. Es decir, cada año hemos tenido que repensar la compañía porque cada año teníamos objetivos diferentes y los modelos anteriores no valían.

EMP.: ¿Y cómo se financió toda esa evolución?

R.R.: Dentro de los algo más de diez años que tiene Odilo (nació en 2011), hemos pasado por todas las etapas. Vivimos los dos primeros años con fondos propios, con alguna ayuda también de fondos públicos. A partir de ahí, estuvimos unos tres años con fondos locales e internacionales para cumplir el objetivo de entrar en EEUU. Estando en aquel país apostamos por los fondos internacionales para hacer la inversión en los proyectos educativos. Y ya en 2022 afrontamos la gran inversión (60 millones de euros) con el fondo Bregal Milestone para avanzar en esta última fase de compañía sólida, de concepto de plataforma y de consolidación de los países en los que mejor estamos.

EMP.: Habéis captado en total en torno a 80 millones de euros. ¿En qué momento de la empresa es bueno empezar a pensar en inversores?

R.R.: Es importante entender muy bien tu compañía y la fase en la que estás. Lo ideal es que puedas crecer sin inversión y que tu proyecto no necesite de capital externo. Es lo mejor porque mantienes la propiedad absoluta. Pero los inversores son una herramienta que te puede ayudar en tu camino. En nuestro caso, empezamos con recursos propios y, en un momento dado, nos planteamos que, aunque generábamos recursos, no los generábamos lo suficientemente rápido para desarrollar tecnología o para entrar en aquellos mercados que requeríamos para ser la compañía que buscábamos ser. Nuestro modelo de negocio necesitaba de ambas cosas y, sobre todo, de ese crecimiento por escala. Y, por tanto, tenía mucho sentido ir a por inversión externa.

Coger solo el dinero que necesitas

EMP.: ¿Cómo seleccionar al inversor y al capital adecuados para tu negocio?

R.R.: Cuando hemos captado inversión lo hemos enfocado con un plan a dos o tres años: adónde quieres llegar y para qué quieres conseguir esos fondos y quedarte ahí y aunque te ofrezcan más capital, limitarte a coger lo que realmente necesitas.

EMP.: Es decir, ¿aunque te ofrezcan más, no se debe coger?

R.R.: Sí. Es clave. Primero hay que tener un plan de negocio y definir muy bien a qué etapa de la compañía quieres llegar con ese capital y poner un margen. Pero no al revés: ir a buscar capital y luego ver qué opciones tienes y cuanto más mejor y diseñar a partir de ahí un plan. Eso es un error. Los tamaños de las rondas están bien para la prensa, pero te pueden crear un problema a futuro: cada vez que haces una ronda adquieres unos compromisos de llegar a unos objetivos. Debes ser realista sobre en qué momento estás como compañía y cuál es tu modelo. Y, aunque haya posibilidad de coger más inversión, si tu compañía no está preparada para ir tan rápido, es mejor evitarla. Los inversores de Silicon Valley, por ejemplo, a lo mejor tienen capacidad para ayudar, pero también expectativas muy altas. Y si tu compañía no va a ir tan rápido o, como en el caso de la nuestra, eres muy constante, pero careces de palancas rápidas de crecimiento, tienes que buscar socios que estén alineados con esta forma de hacer negocio.

El tamaño de las rondas está bien para la prensa, pero te puede crear un problema a futuro.
Y con la valoración de la compañía ocurre lo mismo: una valoración muy alta está muy bien para el ego, pero el inversor que entra tiene que conseguir un múltiplo. Es decir, que tú hayas optimizado y hayas conseguido muchos inversores, puede estar complicándote el futuro. El emprendedor debe buscar al partner adecuado para cada etapa de su compañía y que todo encaje bien.

EMP.: Dicho todo lo anterior, lo cierto es que vosotros habéis protagonizado una megarronda de 60 millones, la más grande en el sector edTech. ¿Os planteasteis esa cantidad o surge sobre la marcha?

R.R.: Cuando ya has recibido varios fondos, parte de tu trabajo como CEO es dedicar tiempo a entender el mercado y a hablar con inversores todo el tiempo, aunque no estés en ronda. Es importante establecer una relación a largo plazo, que te conozcan, conocerles tú. Nosotros teníamos relación con bastantes fondos e íbamos hablando. En un momento de la compañía entran varios proveedores grandes al mismo tiempo y nuestra tecnología hace un clic muy grande porque nos permite integrar cualquier modo de aprendizaje en uno y eso supone un cambio muy significativo como empresa. Éramos conscientes de que teníamos algo único y nos volvemos a hacer la misma pregunta que nos hacemos con cada ronda: la compañía está en un momento muy bueno y puedo seguir creciendo con el equipo actual, pero vemos una oportunidad muy grande y necesitamos recursos. Hicimos un plan y nos planteamos varios escenarios, no sólo el de 60. Como teníamos relación con muchos fondos, empiezan a llegarnos propuestas y hablamos. Decidimos la cantidad correcta que nos permitía cumplir nuestro plan a cuatro años y con el partner correcto porque estaba muy alineado con nosotros.

EMP.: Odilo empezó en Estados Unidos, ¿por qué?

R.R.: Lo que queríamos hacer al principio –digitalizar contenidos de las bibliotecas, universidades y empresas y ofrecerlo por suscripción– era muy disruptivo y aquí la industria era más conservadora. En EEUU estaban más evolucionados: ir allí nos permitía ganar tiempo para que se fuese creando confianza en estos modelos y en estos sectores. Y luego ya fuese más fácil venir a España con un modelo consolidado.

La confianza de los primeros clientes

EMP.: Pero, ¿cómo se afronta esa aventura de entrar en un mercado como el norteamericano desde Cartagena y siendo una empresa de reciente creación?

R.R.: Al principio, era más pura supervivencia. Nos planteamos: tenemos un servicio, está avanzado, aquí no funciona, tenemos que ir a EEUU a aprender. Empezamos muy en pequeñito: viajé allí y me dediqué a escribir a todo el mundo por LinkedIn, especialmente, a los que estaban a un par de horas de vuelo, y a visitar a mucha gente. Tuvimos la suerte de que el Gobierno de Colorado quiso hacer una empresa conjunta con nosotros. Conseguir la confianza de uno de los más relevantes, ayudó mucho a que otros también apostasen y a crecer mucho más a partir de ahí. Tener éxito en EEUU ayudó mucho a nivel global. Competir en un mercado más duro tiene dificultad, pero si consigues tracción aprendes mucho.

EMP.: ¿Cómo se desarrolla la expansión internacional en un modelo como este?

R.R.: En Odilo nuestro trabajo consiste en juntar miles de proveedores con las organizaciones, de manera que teníamos la obligación casi desde el principio de ser muy internacionales. En nuestro caso, en lugar de enfocarnos en dos o tres merca-dos, somos más de ir a muchos países, pero con una estructura muy pequeña, con poca inversión en cada uno y aprender del mercado. Arrancamos con una oficina pequeña muy local, luego un partner que te distribuye. Si va bien, creamos un pequeño equipo y, después, contratamos un country manager y una estructura. Y, ya pasados dos o tres años, apostamos en serio. Así que siempre tenemos diferentes etapas de países: en los que estamos en testing o pruebas, en los que estamos creciendo y en los que estamos fuertes.

EMP.: Al final, estáis en 54 países, en 9.000 organizaciones y con más de 170 millones de usuarios. ¿Cómo se gestiona este volumen de negocio?

R.R.: Nuestro modelo busca trabajar con la organización para darle el ecosistema digital que necesitan sus usuarios. Es decir, llegamos a los usuarios a través de las organizaciones. Y muchas de estas organizaciones vienen a través de los gobiernos. Trabajamos con 18 gobiernos a nivel mundial. Dentro de Odilo hay modelos tan diferentes como trabajar con el Gobierno de Paraná para mejorar la comprensión lectora en el país o con Google Singapur para optimizar la gestión de la diversidad, por ejemplo. En otras palabras, no es un servicio estándar, sino que somos una plataforma que permite crear una solución para cualquier necesidad educativa. Además, trabajamos mucho como marca blanca en las empresas. Por eso, muchos usuarios conocen la plataforma de su compañía, pero ignoran que detrás estamos nosotros.

EMP.: Se os ha llamado el Netflix o el Shopify de la educación, ¿cuál es la ventaja de este modelo?

R.R.: Fue el ministro de Educación de Chile quien, al referirse a nuestra plataforma, anunció en la televisión pública que habían creado “el Netflix chileno de la educación”. El concepto de Odilo se asemeja más al de Shopify, porque estas organizaciones acaban creando un modelo educativo propio a través de nuestra plataforma. Lo que nos diferencia es que no somos un producto sino una plataforma agregadora. En educación, hay más de 7.000 empresas digitales y más de 20.000 plataformas de contenidos. Nosotros los juntamos a todos en una plataforma tecnológica de consumo y de learning que personalizamos para cada organización con sus valores y sus sistemas. Es más parecido, pues, a un Shopify porque te lo puedes crear a medida, crearte una plataforma 100% tuya. No hay dos plataformas de clientes iguales.

Te puede interesar: Estos son los ‘unicornios’ más valiosos que hay en América Latina

Ventajas y desventajas de innovar desde Cartagena

EMP.: Y desarrollando la tecnología desde Cartagena. ¿Qué ventajas tiene emprender desde allí?

R.R.: Desarrollar tecnología desde Cartagena nos ha permitido crear un equipo muy unido. Además, tenemos tres universidades muy cerca de nuestra sede con la que tenemos acuerdos que nos permiten contar con los mejores ingenieros que hacen su plan de grado desde Odilo, con lo cual disponemos de un talento muy bueno. Es cierto que es un modelo que requiere más tiempo que si trabajas desde Madrid o Barcelona, pero, a cambio, es más sólido, porque creas una cultura de talento muy fiel, que va creciendo en la empresa e incluso, talento que crea sus propias compañías.

EMP.: Y ¿qué desventajas?

R.R.: La comunicación es complicada. La parte comercial es más difícil y te obliga a tener equipos comerciales fuera. La red de contactos también es menor. También hay falta de referentes de gente que lo haya hecho y esa ambición de querer hacer cosas grandes es más difícil de llevar. Pero, luego ganas un equipo más estable y con mayor sensación de pertenencia.

EMP.: ¿Cómo se mantiene la cultura en una empresa con un crecimiento tan alto?

R.R.: Uno de los temas más importantes cuando creces tan rápido es mantener la cultura. A lo largo de este tiempo, nos hemos equivocado varias veces, hemos cometido errores, hemos pivotado, pero lo que nos ha permitido seguir con esta fuerza es el sentimiento de pertenencia y de esfuerzo que son muy nuestros. Cuando eres pequeño es fácil mantener esa cultura por-que todo el mundo lo tiene claro y los managers contratan de acuerdo con esa filosofía, pero cuando empiezas a escalar la cosa se complica. ¿Cómo trasladar esa cultura a la gente que está trabajando en otro país? Ahora estamos esforzándonos mucho en introducir los valores y la cultura en toda la línea de la compañía y transmitirles su importancia porque son vita-les: al final son los que mantienen la compañía a flote. Gran parte de mi trabajo, hoy en día, es repetir lo mismo en cuanto a la estrategia, los valores y la cultura para que vaya calando a toda la estructura, independientemente de los cambios.

EMP.: ¿Cuáles serían las claves de gestión de Rodrigo?

R.R.: Cuando acaba el año, repienso mi gestión como CEO de forma individual, si soy el CEO ideal y qué tengo que hacer diferente. Las capacidades que has de tener cuando sois 10 no tienen nada que ver con las que necesitas con 300. Debes ser capaz de aprender y mantener lo positivo, pero modificar prácticamente todo lo demás. Cada año renuevo mi rol e intento ser transparente con el equipo en este camino. Ellos plantean que el CEO debe hacer equis cosas y tú tienes que hacerlo. Y, si eres capaz de llevarlo a cabo, perfecto, pero, si ya no te sientes cómodo, es el momento de traer otra persona que asuma ese rol. Estadísticamente, cuando las empresas crecen mucho es raro que el fundador siga siendo el CEO y si ambos papeles tienen que ir separados, hay que aceptarlo.

EMP.: Cada vez vemos proyectos españoles más ambiciosos como el de Odilo, ¿qué ha cambiado en el ecosistema emprendedor nacional?

R.R.: Ahora tienes muchos más referentes. En España nos falta creérnoslo y en Cartagena ese sentimiento hay que multiplicarlo por diez. Hay muchas barreras autoimpuestas. Yo he crecido más porque he tenido la suerte de estar cerca de emprende-dores que lo han hecho antes y eso hace que normalices sus etapas, sus problemas. Voy a hacer una ronda más grande, voy a ser yo el que compre empresas, voy a entrar realmente en EEUU… Además, en España hay un ecosistema muy sano de grandes emprendedores que han creado grandes compañías y que no tienen reparo en sentarse contigo a tomar un café para explicarte cómo lo han hecho. Eso ayuda un montón.

EMP.: La educación es uno de los sectores en los que más impacto está teniendo la Inteligencia Artificial, ¿es una amenaza o una oportunidad?

R.R.: Para mí es un momento muy bonito. En la educación va a haber un gran cambio. Para nosotros no debe existir dualidad entre educación física o digital; la educación debe ser algo híbrido. Al final, la tecnología como valor te permite personalizar tu experiencia, adaptarse a ti, darte más posibilidad de mejorar tu curriculum, que el profesor sea más eficiente. En eso es en lo que está ayudando la IA. Para cambiar algo tan rígido como la educación necesitas una solución que sea diez veces mejor y lo que se hace con la IA es diez veces mejor.

Cuando la educación puede ser muy, muy rentable

En palabras de Rodríguez, “Odilo es el mayor ecosistema educativo del mundo”, con acuerdos de contenidos con más de 7.300 proveedores en 60 idiomas y trabajando con 9.100 organizaciones y plataformas que dan acceso a más de 170 millones de usuarios a nivel global. “Somos una de las plataformas educativas con más tráfico del mundo”.

Es rentable desde julio de 2023. Hoy cuenta con sedes en España, Chile, Colombia, Estados Unidos, Reino Unido, Filipinas y Brasil y presencia en 54 países. Todo ello con 337 empleados. Por confidencialidad con los fondos internacionales, sólo pueden facilitar los datos de ingresos de España, aunque, como recuerdan, “desde mediados de 2023, las plataformas en español son minoritarias con respecto a las de inglés y portugués”.

emprendedores.es

Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.