Connect with us

Entretenimiento

Esto dijo Mario Casas sobre la actriz Eiza González

Published

on

Mario Casas y Eiza González. Imagen peopleenespañol.com

Por Carolina Amézquita Pino

Los rumores de un romance entre Eiza González y Mario Casas han estado presentes durante algún tiempo.

Hace unos meses, en septiembre de 2023, Eiza González fue vista en Roma con Mario Casas; de inmediato, surgieron rumores de una relación sentimental entre ellos. Incluso, la propia actriz dio a conocer imágenes donde se le veía compartiendo con su colega de manera que fue considerada romántica.
Si bien ambos involucrados han tratado de mantenerse en silencio al respecto, el protagonista de la película Sebastián en la película Bird Box Barcelona, fue cuestionado al respecto durante una visita a México, tierra de González.


“[Eiza González] es una actriz maravillosa”, mencionó Casas a los medios de comunicación. “Creo que está demostrando el talento que tiene, además es muy buena niña”.

Incluso, enfatizó que “sí, claro” le gustaría dirigirla en alguna película ahora que está probando su faceta como cineasta. Como la prensa insistió en preguntarle si había encontrado el amor, tratando de relacionarlo con la famosa, el artista prefirió desviar el tema y evitar mencionarla. “Estoy enamorado de la vida; ahora mismo, enamorado de estar aquí, enamorado de México hoy y mañana, poder pasear y estar con gente de aquí, enamorado de la vida como hay que estar”, comentó.

Como se ha rumorado que ambos histriones se tatuaron como muestra de su idilio, cuando le preguntaron al español, fue tajante advirtiendo que no le gusta compartir información de su vida personal. Ahora, se dice que la relación sentimental entre Eiza González y Mario Casas podría haber terminado, debido a que ella dejó de seguirlo en una red social; lo cual, es solo una suposición. La duda sobre el romance si existió o continúa sigue en el aire.

peopleenespañol.com

Entretenimiento

Karol G y su desembarco en Madrid

Published

on

By

La Bichota, actuando en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, Efe/Adriana Thomasa

La estrella colombiana pondrá el broche a su gira ‘Mañana será bonito’ en el Santiago Bernabéu

Con tres galardones bajo el brazo tras la gala de los Grammy Latinos, la colombiana Karol G continúa llenando estadios con su gira internacional ‘Mañana será bonito’. Tras pasar por Suiza, Colonia, Ámsterdam, Londres, París, Milán, Amberes, Berlín, Lisboa, la artista colombiana pondrá el broche a su tour europeo con cuatro conciertos en el emblemático estadio Santiago Bernabéu de Madrid

Karol G dará sus dos últimos conciertos el 22 y 23 de julio, apenas una semana después del llenazo absoluto de la Velada del Año IV organizada por Ibai.

Te puede interesar: Karol G emocionada en su concierto en Madrid luce la bandera de España. Vídeo de okdiario.es

Horario y accesos de los conciertos en Madrid

Todos los conciertos de la cita madrileña de ‘Mañana será bonito’ empezarán a las 21:30 y terminarán a las 00:30 horas. Según el Plan de Movilidad desarrollado por el Ayuntamiento de Madrid, la apertura de puertas será a las 18:30 horas, y el cierre, a la una de la madrugada.

Las entradas peatonales al recinto para el público general tanto si se acude a pie como en transporte público, se realizará a través de las puertas localizadas en el perímetro exterior del estadio y en las torres circulares. Las personas con movilidad reducida (PMR) también podrán acceder a la zona donde se celebra la actividad de manera rápida y ágil través de itinerarios accesibles.

Cómo llegar al Bernabéu en transporte público


Teniendo en cuenta que habrá cortes de tráfico en zonas cercanas al estadio, entre ellas plaza de Lima, avenida de Concha Espina y parte del paseo de la Castellana, la mejor forma de llegar es cogiendo el metro. Las paradas más cercanas al recinto son Nuevos Ministerios (líneas 6, 8, 10 y cercanías 1, 2, 3, 4, 4-A, 7 y 10), Santiago Bernabéu (línea 10) y Concha Espina (línea 9). En caso de que se prefiera ir en autobús, estos son los que pasan más cerca:

Líneas diurnas de autobuses: 11, 14, 16, 19, 27, 29, 43, 51, 52, 120, 126, 147, 149, 150, C1 y C2.
Líneas nocturnas de autobuses: N1, N22, N24, NC1 y NC2.
Cortes de tráfico alrededor del estadio
Según ha informado el Consistorio madrileño, desde 2 horas antes del inicio de los eventos se encuentra previsto que se registren incidencias y/o cortes de tráfico en las siguientes calles:

  • Plaza de los Sagrados Corazones.
  • Avenida de Concha Espina.
  • Padre Damián.
  • Rafael Salgado.
  • Doctor Fleming.
  • Lateral del Paseo de la Castellana.
  • Profesor Waksman.
  • Avenida de Alberto Alcocer.
  • Romero Girón.

Lea también: Karol G retransmitirá por YouTube su concierto en Madrid

Retransmisión en directo en YouTube

Karol G anunció por sorpresa que el último concierto de la gira, el que tendrá lugar el 23 de julio en Madrid, será retransmitido en directo a través de YouTube de forma totalmente gratuita.

«Estamos cerca de tener el último concierto de este tour y ¡sí!, es difícil despedirse de algo que ha significado tanto para todos, pero el tiempo ha llegado y quiero que lo celebremos juntos! Este 23 de Julio, nuestro último concierto, lo transmitiremos a través de mi canal de YouTube, en tiempo real, para que TODOS, en cualquier parte del mundo, puedan verlo y celebremos esto tan lindo que juntos construimos», dijo la ‘Bichota’ en su cuenta de Instagram.

epe.es

Continue Reading

Emprendimiento

Josepan, la panadería de los amasijos colombianos en Madrid

Published

on

By

Por Juanita Samper Ospina

Desde su primeros pasos en España hasta conducir un BMW 320. Entre esos dos momentos, José Humberto Rodríguez, fundador de Josepan, tiene mucho qué contar.

Imagínense a José Humberto Rodríguez en Pozuelo de Alarcón, un barrio de Madrid, vestido con una camiseta sin mangas y pantalón corto, dispuesto a llevar a cabo alguno de los trabajos que le encomienda el español Félix Meneses: arreglar el jardín, limpiar una parte de la casa, botar algo. Acude a la cita que le ha puesto en una cafetería al lado de un banco. Rodríguez es un inmigrante colombiano sin papeles, pero con ganas de salir adelante. Como sea: vende comida y ropa imitación de marcas conocidas y cualquier ayuda económica extra le cae de perlas

Ahora imagínense a José Humberto Rodríguez en el mismo lugar, pero casi treinta años después. Está en Pozuelo de Alarcón, al lado del banco. Esta vez llega en su BMW 320 turbo diésel y viste un traje de Hugo Boss. Y, en lugar de buscar un trabajo, se pone a llorar. Recuerda sus primeros pasos en España y piensa en lo que ha recorrido.


Entre las dos escenas hay de todo: una detención, ventas clandestinas, un grupo de prostitutas, mucho esfuerzo y 32 panes que terminaron representando una milagrosa reproducción repartida en nueve locales en la capital española. Es la historia de superación de un hombre al que se conoce como ‘Josepan’ y se ha convertido en un referente, algo así como un embajador, de Colombia en España.

Un club diferente

Su madre fue la primera en llegar a España. En Colombia trabajaba como enfermera y en España como empleada del servicio de una familia. No dudó en ayudarle luego a José Humberto a que viajara. Y él, una vez puso pie en Europa, se dedicó a buscar trabajo. Nadie, sin embargo, lo contrataba porque no tenía papeles. Así que convenció a unos chinos de un taller de confecciones que quedaba en su barrio para que lo dejaran vender algunas de sus prendas.Y fue al Parque del Retiro con su carga porque sabía que por allí pasaban muchos colombianos. No estaba equivocado. En pocas semanas multiplicó sus ventas. Una de sus clientas era una joven que había comprado una piyama, muy admirada por sus amigas. Le comentó que ellas querían adquirir varias y le pidió que fuera a llevárselas al club.

Imaginen ahora a José Humberto andando por una carretera española, cargado con ropa y rezando para que las autoridades no lo detuviera por caminar donde no hay andenes. Busca un club. Mira a su alrededor a ver si detecta un campo de golf, un parque infantil, una piscina. Finalmente encuentra algo muy distinto: lo que en España se llama un club de alterne: un prostíbulo de carretera.

Le puede interesar: El Mercado de las Maravillas a la caza del público joven

Lo esperaban su clienta y sus amigas. No solo le compraron ropa. Ellas vivían allí y él se dio cuenta de que extrañaban la comida colombiana. Y no solo pasaron a comprarle comida. También se dio cuenta de que necesitaban movilizarse, pues por la legislación española las obligaba a cambiar de local cada cierto tiempo, así que pasó a ser su Uber particular: una de ellas le ayudó a través de un amigo para que le fiaran un carro viejo, y Rodríguez se convirtió en el conductor de estas chicas colombianas.

Su verdadero patrón tiene nombre colombiano: el rebusque. Entre venta de ropas, de productos en tiendas latinas, de comidas —los añorados pandebonos y pandeyucas colombianos— y traslados fue ahorrando y conociendo gente. Entra ellos, Félix Meneses, aquel que le puso la cita al lado del banco, cuando pensaba que iba a conseguir platica por un trabajo.

Imaginen la cara de José Humberto cuando el español le explica que van a abrir una cuenta de ahorros. E imaginen la del funcionario cuando se entera de que no tiene papeles. Se sobrepuso y sencillamente acomodó unos números y una letra para que el sistema no lo rechazara.

Con el rebusque, Rodríguez logró reunir lo suficiente para traer a sus hijos. Un día se enfermó uno de ellos y tuvo que llevarlo al centro médico. Allí, cuando rellenaban la información requerida, le preguntaron su oficio. No podía decir que era vendedor ambulante, así que contestó: “panadero” (al fin y al cabo, también vendía amasijos colombianos).

Pasados unos días, la Cruz Roja Internacional lo llamó a decirle que había un puesto para él. Entró, entonces, a una panadería española, donde trabajaba por la noche. Por fuera ya tenía su clientela y sus compromisos, y no le iba mal. Así que de día se dedicaba a ellos. No paraba. Eran épocas de mucho esfuerzo y poco sueño.

Le contó a un compañero que en Colombia el pan se preparaba de otra manera. Lo sabía bien porque había traído en un papel la receta que había copiado, y era la que seguía. Él le pidió que le mostrara cómo se hacía en un día con poco movimiento. Y así lo hizo. Salieron 32 panes. José Humberto se los llevó a su casa porque en aquella panadería no vendían un producto diferente al español.

Historia de Josepan

Con su vena pereirana, José Humberto le ofreció los panes a la dueña de un local de productos latinos. Ella, reticente, aceptó unos pocos. Al rato lo llamó: “Trae más, Josepán, se están vendiendo como locos”. No solo le puso un mote espontáneo, sino el nombre que llevó su primera panadería.

Panes de Josepan Madrid/ Josepan

Pero para eso todavía falta. Porque José Humberto comenzó en su casa, aunque le faltaban herramientas para lograr la receta colombiana perfecta. Y apareció de nuevo el señor rebusque, en el cuerpo de un primo, uno más del combo que poco a poco había ido llegando. Este era escultor y halló una pieza de una encuadernadora de libros, que con un par de arreglos quedó convertida en rodillo de panadería. Y comenzó la reproducción de los panes. Primero usaron la cocina; después el salón. Cada vez vendían más para llevar a otros locales.

Lea también: D’Carnilsa: la salchicha ranchera colombiana en España y Europa

De nuevo Félix Meneses le echó una mano y le dio un carro mejor con facilidades de pago para que pudiera hacer sus repartos. Se mudó a otro apartamento, donde puso en funcionamiento una especie de panadería clandestina.

Vio una oportunidad de oro cuando un español le prestó un local pequeño con la condición de que pusiera a la venta también su pan, el pan español que le proveía. “Se me llena y se me dispara eso”, recuerda Rodríguez. “Había carros en doble fila y se regó la voz entre los paisanos”.

La magia de los pandebonos, los pandeyucas, los buñuelos y el resto de amasijos se olía en las calles madrileñas. Para entonces ya contaba con la ayuda de un panadero colombiano profesional, que mejoró aún más el producto.

Pronto aquellos 30 metros le quedaron pequeños. Y encontró un local perfecto de 500. Le parecía difícil llenarlo con productos de panadería y se inventó el Centro Integrado de Servicios Josepán: locutorio, ropa colombiana, agencia de viajes, productos latinos. Era finales de los años noventa y comienzos de este siglo, cuando se presentó una inmigración masiva proveniente de nuestro país.

Se comenzaron a ver en ese entonces más locales latinos y algunos colombianos. José Humberto estaba precisamente en uno de arepas cuando vio la imagen más temida: llegaron las autoridades a hacer una redada. Y, sí, pasó aquello que lo aterraba: lo detuvieron durante varias horas.

Era el pavor de los colombianos porque sabían que los podían devolver. En efecto, le llegó una carta de expulsión, pero él se salvó en este caso. De nuevo Meneses le ayudó al darle un contrato de trabajo con el que podía desbaratar el motivo de la expulsión, que era la supuesta falta de medios.

Impulso

La carrera de Josepan siguió impulsada. Tanto que hoy tiene nueve panaderías y 250 empleados. Son templos de los colombianos: allí se va a matar la nostalgia con un caldo de costilla, se va a compartir con los españoles el buen café, se va a satisfacer el capricho de una arepa. Es un centro social también, donde se encuentran los amigos. Y es una maravillosa vitrina para Colombia, pues, como él dice, está dedicado a que mostrar que:

«tenemos mucho más para hablar de nuestro país que el típico chiste de Pablo Escobar»

Amasijos en Josepan/ cortesía Josepan

Por eso en sus paredes se ven fotos de personas que sacan la cara: Shakira, Falcao, Juanes, César Rincón, Fernando Botero. Por eso están decoradas con frases típicas: “Vecina, ¿y la ñapa?”, “Lo que no mata engorda”, “Está miando fuera del tiesto”. Por eso lo visitó Álvaro Uribe cuando era presidente. Escogió su local y dio una rueda de prensa a su lado. “Cuando se fue, no estaba seguro de que eso hubiera pasado; tuve que pellizcarme”, recuerda. Y por eso fue elegido el año pasado como uno de los diez colombianos destacados en España por nuestra embajada.

Le puede interesar: Mándalo Market: productos latinos para envíos a España y Europa

Rodríguez estuvo unos años en Colombia y ahora ha vuelto a Madrid con su esposa Beatriz Rincón y los tres hijos que tienen (él suma dos más de un matrimonio anterior). Ella está a cargo de la nueva pastelería, cuya decoración tiene un aire parisino, donde se ofrecen dulces delicias colombianas.

José Humberto llegó hace treinta años por primera vez a España desde su Pereira natal, donde había sido desde seminarista hasta policía. Y no pierde ese ombligo umbilical que lo ata a nuestro país. Tampoco olvida sus raíces.

Imagínenlo al final de esta entrevista que tiene lugar en su panadería de la avenida Castellana, cerca del nuevo centro financiero de Madrid, mientras cuenta aquella vez que llegó en pantaloneta al banco y, sí, imaginan bien: vuelve a llorar.

eltiempo.com

Continue Reading

Entretenimiento

Karol G, la diva de la hispanidad

Published

on

By

Karol G, en su gira de 2024. (Foto AP/Eduardo Verdugo)

Por Víctor Lenore

¿Quién es Karol G?

Carolina Giraldo Navarro (Medellín, 1991) es una de las máximas estrellas de la música popular en español. Su carisma tiene que ver con una voz cercana, cariñosa, que susurra desamores y subidones vitales como lo haría cualquier chica en su grupo de amigas. «Mi ex tenía razón/ dijo que no iba a encontrar a nadie como él / y encontré uno mejor/ que me trata mejor…». Luego la canción sube de tono y dice “…que me lo hace mejor». Seguramente esté será el estribillo más coreado de sus cuatro noches en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, que no se librará de escuchar ninguno de los vecinos.

La rima les puede parecer simplona, pero en realidad es magistral. Desde hace tiempo, se estilan las canciones desgarradas sobre rupturas, recordemos la sesión de Shakira con Bizarrap, donde exponía todos los trapos sucios de su relación con Gerard Piqué, icono del F.C. Barcelona. La diferencia es que Karol ya ha superado esa fase, prefiere otro enfoque, el de soltar sus mandobles sin perder la compostura. «Dile a tu nueva bebé/ que por hombres no compito/ que no tiene buena mano/ que al menos yo te tenía bonito», canta en «TQG», iniciales de «Te quedé grande” (su exitoso dueto con Shakira). Aunque no le nombra, la letra está dedicada a su expareja Anuel AA, la estrella más macarra del trap latino. A todos nos gusta una buena bronca de Paquita del Barrio a sus amantes, pero la Karol G madura prefiere los reproches rotundos con retranca, al pasito, para que quede claro que ella ya anda de vuelta.

Te puede interesar: Karol G emocionada en su concierto en Madrid luce la bandera de España. Vídeo de okdiario.es

Trayectoria y estilo

El último factor en el crecimiento comercial de Karol G ha sido abrazar la cumbia, el género musical más zalamero de América Latina. Cuenta la leyenda que su origen es el naufragio de un barco alemán, que dejó la playa cercana llena de acordeones. Los nativos van incorporando el instrumento al repertorio folclórico de Colombia, obteniendo un sonido seductor y maleable, que —como si fuese un virus— no ha parado de crecer y de mutar durante décadas a lo largo del continente. Entre las muchas variedades de cumbia destacan la sonidera, rebajada, tropical, villera, vallenata, amazónica, electrocumbia…Frente a la dureza de la música urbana, la cumbia destaca por su registro cordial. Es la música que escuchan las empleadas de hogar en sus faenas, lo que suena en los mercados de barrio y en los salones de baile popular los fines de semana. Karol G ama tanto el género que se hizo una tatuaje donde aparece junto a las dos estrellas que más admira. Una de ellas es Selena, reina de la cumbia en el siglo pasado, hasta su trágica muerte víctima de un disparo de una 38 especial (pueden ponerse al día en la serie que le dedicó Netflix). La otra artista que lleva en la piel es Rihanna, confirmando su interés en el robusto dancehall jamaicano.

Lea también: El fenómeno ‘Bichota’: el imperio que construyó Karol G

Por supuesto, antes de convertirse en la diva dulce y divertida que es ahora tuvo que ganarse el respeto de la tribu de la música urbana en español, probando que era tan dura como cualquiera. En su etapa más trapera era tan desafiante que terminaron apodándola La Bichota, sobrenombre que alude a los grandes narcotraficantes (bichotes) en San Juan de Puerto Rico. Cuando explota el reguetón en la isla, las mafias vieron la escena como un excelente modo de blanquear dinero, así que financiaron de manera generosa conciertos, fiestas y grabaciones (como hizo la mafia italiana de Estados Unidos con cantantes melódicos como Frank Sinatra en el siglo XX). En todo caso, Karol toma su alias de manera metafórica. “La Bichota’ era como algo ‘wow’, y yo quiero hacer una canción que se llame ‘Bichota’, vamos a cambiarle la connotación para que sea algo de poder y fuerza», aclara.

Karol G no es una militante feminista en el sentido estricto, pero es ingobernable cuando algo no le gusta. En abril de 2023 criticó los retoques que le hicieron a su foto para la portada de GQ. “A pesar de dejar clara mi inconformidad con la cantidad de ediciones que le hicieron a la foto, no hicieron nada al respecto, como si para verme bien necesitara de todos esos cambios. Entiendo las repercusiones que puede tener esto, pero más allá de sentir que es una falta de respeto a mí, es a las mujeres que todos los días nos despertamos buscando sentirnos cómodas con nosotras mismas a pesar de los estereotipos de la sociedad”, escribió en su Instagram. Cinco horas después de haber sido publicado, el post de la cantante tenía más de 3,5 millones de ‘Me gusta’ y más de 61.000 comentarios.

La siguiente vez que fue entrevistada por la revista, recibió a la periodista en su casa y le preparó tres hipercalóricas arepas de queso, cocinadas con agujeros en la masa “para que la capa de mantequilla —de un centímetro de altura— empape bien el maíz’”. Nada de barritas de proteínas. Otro de sus éxitos se titula “Qlona”, apología de las latinas con curvas. “Te mentiría si no estoy loco por darte/ con ese jeancito, cómo te ves de culona/ Nos vamos de guayeteo, fumeteo, en la disco mero perreo/ Te pusiste minifalda pa ver si yo te gateo/ un besito pa’ sentir ese goteo”, canta en la pieza a medias con la estrella mexicana Peso Pluma. Así es el nuevo cortejo plebeyo, explicado en cinco versos.

Lea también: Karol G arrasó con coreografía frente a la Torre Eiffel

Parece una frivolidad, pero esto también es una batalla política, como explicó nuestra superventas urbana Bad Gyal. “Me flipa cómo se habla de las mujeres en las letras de reguetón. Lo que yo veo, y después no valoramos, es que se describe a una mujer libre. Se la anima a que se comporte como quiera, aunque alguna de sus canciones están mal vistas en la sociedad. También se habla de que hay muchos tipos de cuerpos bonitos, no solo uno, mientras que quizá en la música pop blanca, no latina, no afroamericana, nos ha hecho quedarnos con un modelo de mujer que es mucho más opresor que el del reguetón, o de cualquier otro estilo”, señalaba durante una entrevista con el programa El Bloque en 2018.

Tras unos inicios titubeantes, Karol G comienza a llamar la atención en 2013 gracias a “Amor de dos”, un dueto romántico con Nicky Jam. Poco a poco se va haciendo más bellaca y en 2017 arrasa con “Ahora me llama”, a medias con Bad Bunny. La consagración llega con el pelotazo de “China” (2019), donde comparte micro con Anuel AA, Daddy Yankee, Ozuna. y J. Balvin. Se trata de himno infeccioso, sobre infidelidades de discoteca, que ahora mismo cuenta con más de dos mil millones de reproducciones. En seis años, Carolina ya se había codeado con casi toda la aristocracia del perreo. El mercado anglosajón se le abre de par en par con la juguetona “Tusa” (2019), a medias con Nicki Minaj, mil quinientos millones de visitas ya.

Su estilo actual comienza a asomar en el álbum Ocean (2019), donde despliega una mirada más serena y asentada, que descubre tras unas vacaciones en las playas de Tenerife. Esta madurez no significa perder la pegada: canciones posteriores de alto voltaje como “El makinón” muestra que puede competir en flow con cualquier recién llegado. Su audacia musical es solo suya, pero Karol ha crecido exponencialmente gracias a la alianza con el productor Ovy On The Drums, sobrenombre de Daniel Echevarría Oviedo, un inspirado e intuitivo productor al que le unen muchas cosas. Divas como Madonna escogen productores de moda como si fuese modelitos en un escaparate de Louis Vuitton, pero Karol es distinta. “Él me conoce muy bien, conoce mucho a mi familia. Vivimos cuatro años en mi casa de Medellín y el primer estudio de grabación lo construimos juntos, poniendo ladrillos mano a mano”, decía sobre Ovy en El País en marzo de 2023.

Le puede interesar: Karol G retransmitirá por YouTube su concierto en Madrid

Karol G la primera mujer en debutar en la lista Billboard con un disco en español

Con su cuarto álbum, Mañana será bonito (2023), Karol G se convirtió en la primera mujer en debutar en el número uno de la lista Billboard 200 con un disco en español. Este trabajo y su secuela, subtitulada Bichota Season, son dos álbumes magistrales, aunque no lo parezca en primera escucha. El nivel de la música urbana en nuestro idioma es tan alto que no impresiona ni descoloca, pero ambas partes contienen temazos enormes para levantar cualquier pista de baile. Karol triunfa es cada registro que intenta: sean guiños al reguetón clásico (“Gatita gánster”), himnos electrónicos pensados para estadios (la remezcla de “Provenza”) o apologías febriles del fiesteo en su ciudad (el remix de “Otra noche en Medellín”, de Cris MJ). Karol G llega a sus cuatro Bernabéus en el mejor momento de su carrera, como corresponde a la más radiante de las divas de la hispanidad actual.

Karol G en el Santiago Bernabéu (Madrid) 22 y 23 de julio de 2024

Con información de ideasgaceta.es

Continue Reading

Tendencias