Connect with us

Entretenimiento

Cómo hacer torrijas caseras. Receta tradicional de Semana Santa

Published

on

Ingredientes

  • 1 barra de pan del día anterior o una barra específica para torrijas (de venta en casi todas las pastelerías). La de esta receta tenía la escandalera de 55 cm.
  • 5 huevos medianos
  • Para la leche aromatizada:
  • 1 litro y medio de leche entera
  • 1 palo de canela-rama
  • 1 vaina de vainilla
  • 20 ml. de licor de anís Anisette Marie Brizard
  • La piel de medio limón, naranja o mandarina (el cítrico que más os guste)
  • Para la fritura de la torrijas: 1/2 litro de aceite de oliva virgen extra suave o aceite de girasol
  • Para el toque final dulce:
  • 300 g. de azúcar blanca
  • 1 cucharada de canela molida

¿Quieres hacer torrijas caseras? Son una de las recetas de postres más tradicionales en España, no pueden faltar en tu mesa. Esta es la receta que preparo en casa desde peque, tal y como me la enseñó mi madre. Con tan sólo una variación: el tipo de pan, pues en mi casa este era un postre de reciclaje y se reutilizaba el típico pan gallego de días anteriores. Las torrijas tradicionales en el centro de España se suelen preparar con un tipo de pan especial para torrijas, más esponjoso y grueso de lo habitual.

Yo me voy a centrar en la receta original y más tradicional, del dulce más típico en Semana Santa, un postre humilde que está basado en una rebanada de pan. La cual está empapada en leche aromatizada en vainilla, canela, cítricos y anís, rebozada en huevo, frita en aceite de oliva virgen extra y endulzada al gusto con almíbar o, en este caso, azúcar y canela.

Le he dado un punto extra de sabor al aromatizar la leche con vainilla, canela, cítrico (limón en este caso, pero podéis hacerlo con la piel de una mandarina o una naranja) y un punto de licor de anís Anisette Marie Brizard que marca la diferencia. Una torrija muy cremosa, casi como si fuese un flan, seguro que una de las mejores que hayáis probado. Os dejo con esta receta sencilla por si queréis probar unos bocados para chuparse los dedos. ¡Disfrutad!

Preparación de la leche infusionada

El primer paso es preparar los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche. Lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el postre. En la preparación de la leche aromatizada tenemos un ingrediente que va a marcar la diferencia, también el precio pues no es barata, las vainas de vainilla.

  1. Para esta receta vamos a necesitar la vaina abierta entera, no es necesario añadir el interior, es decir las semillas, estas las podemos guardar para otro postre. Mi recomendación es que las congeléis en un papel de aluminio y vayáis utilizando poco a poco dependiendo de la receta, así podéis economizar este ingrediente.
  2. Para sacarle el mayor provecho, cortamos los extremos, la parte más ancha de la vaina con un cuchillo, la rajamos de un extremo al otro, abriéndola como un libro. Raspamos el interior con la hoja de un cuchillo (lo mejor es abrirla bien con los dedos y rasparla con la mitad de la hoja del cuchillo), así sacaremos las semillas que vamos a guardar. La vaina limpia es la que vamos a añadir a la leche, además una vez aromatizada la leche, la vamos a sacar y secar. No se tira, la guardaremos para otras utilizaciones como por ejemplo azúcar avainillado.
  3. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos la vaina de la vainilla, la piel del limón, el chorrito de licor de anís Anisette Marie Brizard y por último la rama de canela.

Reposo de la leche infusionada

  • Dejamos todo en reposo durante 5 minutos, es decir, infusionando la leche. La leche debe estar tibia o fría cuando la empleemos para empapar las torrijas. Reservamos.
  • Un truquillo para que las torrijas no salgan empalagosas es no añadirle azúcar a la leche que hemos infusionado. Sino cuando preparemos el almíbar o con el azúcar y la canela que añadiremos al final.


Empapar y rebozar las torrijas

  1. Escogemos un recipiente cómodo para ir mojando el pan elegido para las torrijas y lo llenamos con la leche infusionada y fría que tenemos reservada. Añadimos (paso opcional) el vino de Oporto que le va a dar el puntazo a este postre y batimos con un tenedor para mezclar bien los líquidos.
  2. Batimos los huevos hasta que espumen un poco y añadimos dos cucharadas de leche infusionada, volvemos a batir y colocamos en otro plato que sea cómodo para mojar las torrijas antes de freír. Ponemos una sartén con aceite de oliva virgen extra y calentamos a fuego medio. Mientras se calienta el aceite bañamos las rebanadas de pan en la leche infusionada.
  3. Le damos la vuelta para que se impregnen bien pero que no chorreen y la pasamos por el huevo batido que ya tenemos preparado. De ahí directamente a la sartén con aceite bien caliente.

Fritura y presentación

  1. Freímos las torrijas por todos dos lados hasta que estén doradas. Nos ayudamos de un tenedor para ir dando la vuelta a la torrija. Retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.
  2. Llenamos un recipiente ancho con azúcar y canela en polvo. Unas dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100 gramos de azúcar. Mezclamos bien con un tenedor. Rebozamos las torrijas en esa mezcla, que se impregnen bien de azúcar y canela.
  3. Dejamos enfriar y degustamos a temperatura ambiente o frías, simplemente deliciosas. Recordad que las torrijas están mejor de un día para otro. Como podéis ver en las fotos he dejado que sudaran. Así se recubren de una capita de almíbar dulce y suave que las hacen supremas. Vamos, de rechupete, no lo dudéis.

Consejos y recomendaciones para unas torrijas de rechupete


En Semana Santa las pastelerías de toda España se llenan de cientos de torrijas, leche frita, los crujientes pestiños con miel, buñuelos de viento rellenos de cosas más que ricas, los panquemados para desayunar, las filloas gallegas o los frixuelos asturianos, huevos de chocolate… podría seguir así otro párrafo más, todas ellas delicias dignas de los más larpeiros.

Entre todos ellos, la torrija de leche es mi postres preferido, una tostada suave con sabor intenso a leche, dulce y con un toque perfecto de canela, no se puede pedir más.

  • Si os gusta esta receta no dejéis de visitar nuestro especial de postres y dulces de Semana Santa y Pascua, encontraréis un montón de ideas para hacer estos días.
  • Muchos cocineros/as emplean aceite de girasol para esta receta pues evitan que se formen los típicos grumos a la hora de freír. Yo recomiendo aceite de oliva virgen extra. El sabor realza la torrija y le da un punto distinto, además de que queda una fritura perfecta.
  • La leche debe estar a temperatura ambiente. Pues si está caliente cuando impregnemos el pan con la leche puede que nos quedemos con medio trozo de pan en la mano. Es quizás el punto más importante de esta receta, dejad que la leche entibie antes de bañar las rebanadas de pan, sino el fracaso está asegurado.
  • La vaina limpia es la que vamos a añadir a la leche, además una vez aromatizada la leche, la vamos a sacar y secar. La guardaremos para otras utilizaciones. Por ejemplo para aromatizar azúcar y hacer nuestro propio azúcar avainillado.
  • El método de preparación depende del tipo de pan utilizado y la región. Las podéis encontrar bañadas en leche aromatizada como en esta receta. También con vino (con moscatel u otro tipo de vino dulce) al estilo andaluz están de lujo y las que preparan los donostiarras, con crema pastelera. No te pierdas nuestro recopilatorio con las mejores recetas de torrijas.
  • Otra opción de presentación es pasar la torrija por un poco de azúcar glass. O bien hacer un pequeño almíbar con miel y agua o bien azúcar y agua. También por un caramelo ligero donde pasaremos la torrija vuelta y vuelta. Y luego directamente al plato.
  • En mi caso empleé una sartén grande, pero si la que tienes es mediana o pequeña. No emplees mucho aceite, así la temperatura del aceite se mantendrá constante.

abc.es

Entretenimiento

Una de las playas más bonitas de España y del mundo

Published

on

By

Playa de la Catedrales / JC

Por Javier Carrión

A pesar de que en verano necesita reserva por el exceso de turismo, la playa de las Catedrales, en la provincia gallega de Lugo, entre Foz y Ribadeo, está considerada una de las playas más hermosas del mundo y se ha convertido también en los últimos años en el segundo destino turístico más visitado de Galicia tras la catedral de Santiago de Compostela.

La fama de este arenal, conocido también como playa de Aguas Santas, se debe a las increíbles estructuras rocosas esculpidas por el mar y el viento y hasta ahora el acceso más habitual para los visitantes se producía a través de un paseo elevado de tablones de madera que brinda vistas panorámicas de los acantilados y del océano o por unas escaleras en el acantilado menos elevado, cuando la marea baja, que conducen a la arena donde se aprecian mejor las caprichosas formaciones de las rocas que desafían al mar con las grietas, socavones y galerías de rocas formadas por la erosión del agua. La longitud oficial de la playa no rebasa el kilómetro y medio, pero la realidad es que cuando el visitante pisa el arenal la playa parece más pequeña por la altura de los acantilados y las formaciones rocosas.

Lea también: Desconocido municipio de Madrid donde ver campos de lavanda gigantes

Playa de las Catedrales/abc.es

A pie

Sí conviene saber también que el acceso a pie a la playa es gratuito y, en principio, se restringe durante el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, y en Semana Santa. En estos periodos solo se permite un máximo de 4.812 personas diarias para visitar la playa. A la hora de conseguir las autorizaciones para entrar en la playa, existen varias posibilidades. Si los visitantes se alojan en el término municipal de Ribadeo, pueden solicitar un pase en el establecimiento donde se hospedan y existe un servicio de autobús lanzadera llamado ‘Bus Praia’ que parte desde la oficina de turismo de Ribadeo. También se puede realizar la reserva a través de la web https://ascatedrais.xunta.es con un máximo de 15 días de anticipación.


Una nueva experiencia en zódiac

Ahora la novedad para acercarse a este bello paraje de la Mariña lucense es en una zódiac que parte del puerto deportivo de Ribadeo en Portillán con rumbo a la famosa playa de As Catedrais con paradas en las cetáreas de Rinlo, Penacín y Estornín, Peña de los Cuervos, puerto de Rinlo, y Faro Isla Pancha. La empresa Albatros V (www.albatrosv.es) organiza esta experiencia original en una nueva embarcación que cuenta con capacidad para doce personas y ya realiza desde abril estos viajes bajo reserva en su página web. El precio del viaje es de 30 euros para adultos y 20 para niños y la duración del viaje se acerca a la hora y cuarto.

Los horarios previstos (10.00h – 11.30 – 13.00 – 15.30 – 17.00 – 18.30) pueden modificarse en función de las mareas y del estado de la mar, y por eso los colores y las formas cambiantes de la costa se ven influenciados por la hora del día y la posición del sol. La primera parada de la excursión se produce en el faro de Illa Pancha. La segunda en el puerto de Rinlo, si la marea lo permite, para mostrar el pueblo y conocer su historia marinera pasando también por su conocida cetárea, y la última parada es en la playa donde la lancha rápida se acerca al famoso arco de piedra si el estado de la mar lo permite.

Lea también: Los mejores escenarios en España de tus series y películas favoritas (II)

Recorridos por la Ría del Eo

La empresa Albatros V se fundó en 2001 con un barco de pasaje y realiza también travesías por la ría del Eo entre los puertos de Castropol, Figueras y Ribadeo, donde se puede descubrir de primera mano la historia de estas villas y su relación con la Ría de Ribadeo. Toda esta experiencia discurre en una embarcación con 11 metros de eslora, con una capacidad para 36 pasajeros, la cual dispone de servicio abordo, equipo de sonido, luz nocturna en cubierta y posibilidad de pantalla.

abc.es

Continue Reading

Entretenimiento

Científicos descubren una cueva en la luna

Published

on

By

Científicos descubren cueva en la luna / Peter de Vink

Los científicos descubrieron el lunes una cueva en la luna, situada a sólo 250 millas del lugar de aterrizaje del Apolo 11. Este avance, encabezado por un equipo dirigido por italianos, pone de relieve el potencial de los refugios lunares naturales para alojar a los astronautas.

El equipo compartió sus hallazgos en Nature Astronomy. Utilizando mediciones de radar del Orbitador de Reconocimiento Lunar de la NASA, compararon estos resultados con los tubos de lava de la Tierra.

Lea también: Argentina y España aprovechan el calor del subsuelo volcánico para generar energía para sensores

La cueva podría albergar a astronautas

Estos análisis muestran que la cueva es accesible desde la fosa más profunda conocida de la Luna, formada por tubos de lava colapsados. Aunque los datos del radar sólo revelan la entrada de la cueva, los investigadores estiman que tiene al menos 130 pies de ancho y varias decenas de metros de largo.

«Las cuevas lunares han sido un misterio durante más de 50 años», declararon Leonardo Carrer y Lorenzo Bruzzone, de la Universidad de Trento. «Ha sido estimulante demostrar por fin la existencia de una», dijeron en un correo electrónico.

Estas fosas, situadas principalmente en antiguas llanuras de lava, podrían existir también en el polo sur de la Luna.

La NASA planea alunizar allí astronautas a finales de esta década, atraídos por los cráteres en sombra permanente que se cree que contienen agua congelada. Este recurso podría ser crítico, ya que proporcionaría agua potable y combustible para cohetes.

Te puede interesar: Nace un raro ejemplar de puma albino en zoológico de Nicaragua

Esta cueva podría proteger de rayos cósmico y radiación solar

El descubrimiento de estas cuevas lunares, potencialmente centenarias, tiene importantes implicaciones para la seguridad de los astronautas. Estos refugios naturales podrían proteger de los rayos cósmicos, la radiación solar y los impactos de micrometeoritos.

Mientras que la construcción de nuevos hábitats sería compleja y llevaría mucho tiempo, estos tubos de lava ofrecen una alternativa ya hecha, aunque podrían necesitar refuerzos para evitar derrumbes.

Además, estas cuevas podrían proporcionar a los científicos información inestimable sobre la historia geológica de la luna. Protegido de las duras condiciones de la superficie, el material del interior de estas cuevas podría ofrecer una ventana al pasado, en particular a sus actividades volcánicas.

Reflexionando sobre el contexto histórico, el programa Apolo vio alunizar a 12 astronautas, empezando por el icónico aterrizaje de Neil Armstrong y Buzz Aldrin el 20 de julio de 1969. Más de cinco décadas después, el descubrimiento de esta cueva reaviva el espíritu pionero de la exploración lunar.

eltiempolatino.com

Continue Reading

Arte y Cultura

La paraguaya Renée Ferrer, gana el Premio Cervantes Chico Iberoamericano

Published

on

By

Renée Ferrer premiada con el Cervantes Chico Iberoamericano 2024, galardón que reconoce la trayectoria de autores en lengua castellana de literatura infantil y juvenil /analisisdigital.com.ar

La novelista paraguaya Renée Ferrer de Arréllaga fue galardonada con el Premio Cervantes Chico Iberoamericano 2024, galardón que reconoce la trayectoria de autores en lengua castellana de literatura infantil y juvenil.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y la Secretaría Nacional de Cultura del Paraguay anunciaron este lunes la concesión del premio a la autora paraguaya, una de las escritoras más representativas de la literatura de su país.

“Es una de las escritoras más representativas de la literatura paraguaya. Es poeta, novelista, cuentista, dramaturga y doctora en Historia por la Universidad Nacional de Asunción”, explicaron desde el Ayuntamiento alcalaíno.

El Premio Cervantes Chico fue instaurado en 1992 por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, ciudad natal del gran Miguel de Cervantes, próxima a Madrid, y en 2019 fue creada la categoría iberoamericana, una colaboración de la Cátedra Iberoamericana de Educación de la Universidad de Alcalá y la OEI con el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, para reconocer a autores de Iberoamérica.

Lea también: Carolina Esses, Juan Carlos Méndez Guédez y Luis Salvago ganan Premios Tiflos de Literatura de la ONCE

A la edición de este año se presentaron al premio autores de trece países a través de las oficinas nacionales de la OEI desde Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana y Uruguay.

Renée Ferrer se suma en este prestigioso premio a su compatriota Augusto Roa Bastos, Premio Cervantes en 1989.

Biografía y obra

Renée Ferrer, nacida en Asunción, tiene una obra tanto poética como narrativa, que ha sido incluida en numerosas antologías y traducida a varios idiomas, incluyendo francés, inglés, alemán, sueco, rumano, portugués, italiano, albanés, árabe y guaraní.

Entre sus títulos más destacados se encuentran ‘Campo y cielo’ (2010), ‘De cómo un niño salvó un cedro’ (2011), ‘Salvemos el lago’ (2019), ‘Papunca’ (2012-2023) o ‘De la Antártida al Chaco’ (2016, entre otros.

analisisdigital.com.ar

Continue Reading

Tendencias