Connect with us

Gastronomía

Bocadilla Veleño en España

Publicado

en

El bocadillo veleño, un dulce colombiano elaborado con guayaba y panela de caña de azúcar, ha ganado popularidad entre los deportistas, especialmente los ciclistas colombianos. Este producto se ha destacado como uno de los diez alimentos más vendidos en Amazon semanalmente. Los ingredientes del bocadillo incluyen pulpa de guayaba, azúcar, reguladores de acidez y conservantes. Además de ser una delicia, el bocadillo veleño es una fuente económica y energética preferida por los ciclistas, ya que ofrece una alternativa asequible en comparación con los geles energizantes. Con un costo de 5,25 euros por kilo, este dulce se ha convertido en una opción popular para aquellos que buscan una fuente de energía durante el ejercicio de alto rendimiento.

Continuar leyendo

Entretenimiento

5 platos típicos de la cocina boliviana

Publicado

en

Por

La riqueza del mestizaje gastronómico de este país americano alcanza grandes cotas de sabor y propiedades saludables en estos platos: salteñas, anticucho, sajta de pollo, silpancho y llajwa.

La cocina boliviana consiste en una fusión de influencias indígenas, españolas y africanas, donde sobresalen una gran diversidad de ingredientes, como la quinua y la papa.

Su gastronomía nos ofrece un mestizaje culinario, al igual que ocurre con otras cocinas de sudamericanas como la cocina ecuatoriana y la cocina venezolana entre otras.

Te puede interesar: Mándalo Market: productos latinos para envíos a España y Europa

Entre sus preparaciones más emblemáticas destacan las salteñas, un tipo de empanada rellena, y el anticucho, que son brochetas de corazón de res.

Si hablamos de las carnes tradicionales de la gastronomía boliviana, la llama y el cuy son probablemente las más populares, junto con la sopa de maní y el saice, unos platos con gran eco y consumo entre el gran público boliviano.

En esta introducción también nos parece pertinente celebrar la chicha, una bebida fermentada de maíz.

5 platos de cocina boliviana, sabor y fusión

Salteñas

Salteñas bolivianas Foto:eldiario.net

Esta deliciosa elaboración son como las empanadas españolas, pero con un relleno jugoso y variado que puede incluir carne, pollo, cerdo, papa, huevo, aceitunas y condimentos.

La masa es suave y dulce, lo que crea un contraste delicioso con el relleno. Estos ingredientes pueden proporcionar una variedad de nutrientes esenciales, como proteínas, vitaminas, minerales y fibra.

Debido a su contenido calórico, las salteñas pueden ser una fuente de energía para quienes necesitan calorías adicionales en su dieta.

Dependiendo de los ingredientes utilizados, esta clase de empanadas pueden contener fibra, lo que es beneficioso para la digestión y la salud del corazón.

Leer también: 6 restaurantes colombianos en Madrid para conocer la cocina criolla

Anticucho:

Anticucho boliviano es un plato originario de Perú. Foto: Bolivia.com

Para que nos podamos representar este manjar, es como nuestras brochetas de carne, pero en Bolivia se hacen con corazón de res o pollo. Se marinan en una salsa de maní y especias, y luego se asan a la parrilla.

Constituyen un bocado sabroso y muy popular en las calles. El anticucho es una comida popular y accesible en toda Bolivia.

Se vende en puestos callejeros, mercados y restaurantes, lo que lo convierte en una opción económica para muchas personas. Es, así mismo, un clásico en los eventos sociales, al tiempo que fortalece los lazos comunitarios y la identidad cultural

Este plato es de origen peruano

Satja de pollo:

Satja de pollo. Foto: unitel.com

Hablamos de un guiso espeso y picante de pollo, papas y ají (chile). Se sirve con arroz y queso fresco por encima.

Resulta un plato reconfortante con un toque picante. Hablamos de un plato tradicional boliviano, que combina sabores intensos y picantes.

Su característica distintiva es la mezcla de pollo tierno con una salsa de ají amarillo, cebolla y tomate, que aporta un equilibrio único entre el picante y la frescura.

Esta fusión de ingredientes crea una experiencia gustativa compleja y deliciosa, que refleja la rica tradición culinaria de Bolivia.

Silpancho:

Silpancho. Foto: Bolivia.com

Similar a una milanesa española, pero con un giro boliviano. Es una carne de res empanada y frita, que se coloca sobre arroz, y se cubre con huevo frito, papas y una salsa de tomate.

El Silpancho boliviano resulta beneficiosa para la salud debido a su equilibrio entre proteínas y carbohidratos, proporcionando energía sostenida.

Contiene ingredientes frescos como tomate y cebolla, que aportan vitaminas y antioxidantes. Además, el arroz integral utilizado puede mejorar la digestión y brindar fibra.

Por si fuera poco, su preparación tradicional minimiza el uso de aceites en exceso, promoviendo una opción más saludable.

Llajua:

Llajua o Llajwa boliviana. Foto: Bolivia.com

Se trata de un acompañamiento picante y refrescante. Se hace con tomates, locotos (chiles), y a veces se agrega cebolla y cilantro.

Se usa para darle sabor a muchos platos bolivianos, y es un acompañamiento perfecto para maridar con diferentes platos de su gastronomía.

Sobre algunos de ellos ya hemos hablado en este artículo, como los ya mencionados anticuchos, salteñas, o el silpancho, así como con las tucumanas, empanadas fritas con diversos rellenos, que mezcla de maravilla.

Resulta altamente recomendable mezclarlo también con el pique macho, un picante platillo de carne y papas, y con el fricasé de pollo, un guiso de pollo con papas y chuño.

foodservicemagazine.es

Continuar leyendo

Entretenimiento

7 platos imprescindibles de la cocina nicaragüense

Publicado

en

Por

El país centroamericano no solo tiene una profunda riqueza cultural, por su condición de multiétnico, sino que su cocina presenta también una amplia gama de sabores y preparaciones. Su gastronomía es una muestra de diferentes tradiciones en distintos platos. Un buen viajero sabe que conocer un país no solo depende de sus parajes naturales y urbanos, y de las actividades típicas que allí se realicen, sino también se trata de degustar sus platos tradicionales. Por eso en El Viajero Feliz nos dimos a la tarea de realizar una selección de 10 platos imprescindibles dentro de la comida típica de Nicaragua. ¡Acompáñanos en nuestro recorrido por la cocina nicaragüense!

Comida típica de Nicaragua: introducción a su gastronomía

Lo primero que hay que saber sobre la comida típica de Nicaragua es que es deliciosa y que hay una diferencia clara entre las preparaciones de la región caribe y la región pacífico (son los dos mares con los que limita el país centroamericano). Los principales ingredientes de la región pacífico en Nicaragua son la carne de cerdo y de res, además de frutas, verduras y, por supuesto, maíz. Por otro lado, en la costa caribe nicaragüense son los mariscos y el coco los principales ingredientes.

El maíz se utiliza en varios platos de la comida típica de Nicaragua. Por ejemplo, el nacatamal, el indio viejo o el yoltamal de los que les hablaremos con detalle a lo largo de esta entrada. El maíz, además de ser utilizado en platos típicos, es usado como bastimento en especies de tortillas o para realizar bebidas (pinolillo, chicha, otros). Es tan utilizado el maíz que con este se preparan dulces muy consumidos entre locales, como rosquillas o postres.

Leer también: 6 restaurantes colombianos en Madrid para conocer la cocina criolla

Casi todos los ingredientes de los platos nicaragüenses son propios del territorio, y muy pocos de origen extranjero. Entre estos, los más conocidos y utilizados son el aguacate, la grosella, guayaba, mamón, papaya, tamarindo, yuca, zapone, mango, icaco y caimito. Respecto a las hierbas y especias, podemos mencionar el achiote, conocido en Mesoamérica, pero también el cilantro y el orégano.

Platos imprescindibles de Nicaragua

Gallo Pinto:

Dentro de la comida típica de Nicaragua, el gallo pinto es el plato más reconocido y hasta principal. Los ingredientes protagonistas en el gallo pinto son el arroz y los frijoles. En la región caribe se hace un gallo pinto con leche de coco al que se le conoce como rice and beans. En el gallo pinto de Nicaragua se mezclan el arroz, los frijoles y algunas verduras. El plato lleva necesariamente cebolla, pimiento, ajo y una hoja de laurel.

La preparación se realiza hirviendo en primer lugar los frijoles, con el laurel y el ajo. Después se sofríe la cebolla y se añade el arroz. Se dice que este plato nació en las manos de los esclavos africanos que llegaron a la costa caribeña. De hecho, este plano no es solo importante para la cultura culinaria nicaragüense, sino también para la de Costa Rica. Realmente hay variaciones de esta mezcla de frijoles y arroz por toda Latinoamérica, desde México a Brasil.

Tajadas:

En Nicaragua se preparan dos tipos de tajadas: de plátano verde y plátano maduro. El primer tipo de plátano se fríe en un corte transversal largo, al final quedan unas tajadas finas y crujientes que son servidas con mucho queso. Las tajadas del plátano maduro también tienen este corte pero son servidas, generalmente, con el gallo pinto.

Volvamos a las tajadas de plátano verde con queso, que son las más conocidas. El queso que se utiliza acá es frito. Encima de este se ponen trozos muy delgados de una ensalada de repollo, tomate, cebolla y vinagre. Si quieres comer estas tajadas de la manera más tradicional, pídelas con chile picante. Eso sí, que venga aparte para que puedas elegir qué tanto ponerle. Son varios los países de Latinoamérica en los que las tajadas son parte de la dieta: Colombia, Panamá, Venezuela, Honduras y otros.

Te puede interesar: Productos latinos para envíos a España y Europa

Nacatamal:

La preparación en hoja de tamal es muy conocida en toda Mesoamérica, América Central y parte del norte Sudamérica. De tradición maya y de otros pueblos originarios, estos platos consisten en una masa de diferentes ingredientes envuelta en hojas, bien de elote o de plátano. En el caso del nacatamal estamos hablando de un plato típico de Nicaragua. La masa del nacatamal es de maíz, carne, arroz y verduras. Esta masa es cocida en hojas de plátano. Los pueblos originarios lo preparaban para celebrar sus festividades. Hoy en Nicaragua se sigue comiendo en día de Navidad y otros festivos. Interesante, ¿no?

nomadparadise.com

Vigorón:

Se trata de un plato central en la comida típica de Nicaragua. En el vigorón son protagonistas el chicharrón, la ensalada de repollo y la yuca cocida. La ensalada que ves en este plato es la misma utilizada en las tajadas que reseñamos anteriormente: tomate, cebolla, repollo y vinagre. Si quieres probarlo de la manera más tradicional, pídelo en las calles coloniales de Granada, donde vendedores ambulantes venden este plato típico de la gastronomía nicaragüense. Ahora, si quieres hacerlo aún más tradicional y parecer un experto, acompáñalo de un vaso de cacao, tiste o pinolillo.

foodandtravel.mx

Güirilas:

Nuestra quinta selección de comida típica de Nicaragua es la güirila. Se trata de un plato donde el maíz es protagonista. Con este se prepara una masa circular y aplanada. El maíz que se utiliza es blanco o amarillo, no tan tierno pero sí fresco. Se asimila a las tortillas o a las arepas, aunque la güirila es dulce y de un delicioso olor. Este maíz se pone sobre hojas de musáceas o de plátano. La parte del plato que tiene maíz es claramente de origen nativo. Sin embargo, de origen europeo es el acompañamiento de esta masa de maíz. La güirila se come generalmente con queso o cuajada, crema ácida o dulce.

Quesillos:

En esta comida típica de Nicaragua los ingredientes presentes son el queso, la cebolla, el vinagre del país y, por supuesto, la tortilla. Los quesillos se venden como comida callejera o comida rápida, aunque también podrás encontrarlos en restaurantes típicos. El queso que se utiliza es el quesillo nicaragüense es suave, blanco y fácil de masticar. El plato también va acompañado de crema agria. El quesillo de Nicaragua no es originario de todo el territorio nacional, sino del departamento de León, específicamente de Nagarote y La Paz Centro. Aunque, no te preocupes, lo puedes probar en toda Nicaragua.

Elote:

Ya hemos dicho que el maíz es un alimento propio de América, sagrado para los pueblos originarios y parte esencial de la dieta de locales. En Centroamérica el elote es una comida muy famosa. Se trata siempre del maíz sin desgranar, en su pequeño tronco, ya sea asado o cocinado. Lo que cambia dependiendo de las regiones es el acompañamiento que tiene este elote. En algunos lugares solo se les acompaña con mantequilla y sal. Sin embargo, en Nicaragua se hacen «elotes locos», que son mazorcas con mayonesa, queso y chile, que al tener tantos ingredientes toman una apariencia algo «loca».

Con información de elviajerofeliz.com

Continuar leyendo

Gastronomía

El alimento milenario de los incas que es fuente de energía y combate la hipertensión

Publicado

en

Por

Imagen infobae

Rico en micronutrientes como hierro, calcio, fósforo y vitamina C, es económico y versátil. Cómo consumirlo para aprovechar todas sus propiedades en la dieta diaria

Rico en micronutrientes como hierro, calcio, fósforo y vitamina C, es económico y versátil. Cómo consumirlo para aprovechar todas sus propiedades en la dieta diaria

A pesar de ser durante años un alimento menospreciado entre quienes persiguen una alimentación baja en calorías y sin carbohidratos, la papa o patata es un vegetal que no debe ser dejado de lado si se busca llevar una dieta equilibrada.

Es uno de los llamados tubérculos, que en muchos países es considerado un alimento básico por su aporte de energía. Además, es económico y cuenta con infinitas variables a la hora de llevarlo a la mesa.

¿Qué es la papa y cuál es su origen?

Solanum tuberosum es el nombre científico de la papa -también llamada patata en algunos países-. Se trata de una especie herbácea perteneciente al género Solanum de la familia de las solanáceas, originaria de la región que comprende el altiplano de los Andes centrales.

Puntualmente, su origen se sitúa en una región que en la actualidad se ubica en los Andes del sur del Perú y el extremo noroeste de Bolivia y su primer cultivo se sitúa entre los años 8000 y 5000 a.C.

Fue utilizada por los antiguos incas, quienes las consumían habitualmente, antes de la llegada de Cristóbal Colón a América. Y fue a partir de este hecho y hasta la actualidad que la papa logró una distribución mundial y se la considera un alimento básico en gran cantidad de países.

Hay una gran variedad de papa. Foto pexels.com

¿Cómo usaban la papa los incas?

En la tierra de los Incas, el altiplano peruano, las papas crecen naturalmente en una gran variedad de texturas y colores: rojas, azules, moradas, amarillas y rosas. Y es esta diversidad la que se refleja en las distintas maneras de prepararlas que dan forma a su gastronomía actual de Perú.

El principal modo de transporte de papas utilizado por los pueblos andinos más antiguos era correr o caminar: podían cargar con facilidad papas deshidratadas y cocinar rápidamente un caldo con hierbas del lugar, ajíes y agua del río de la montaña en caso de tener hambre.

Claro está que los incas fueron los primeros en consumir la papa. Cuenta la historia que hacían con ella un alimento llamado “chuño”, que consistía en papa seca que formaba una especie de galleta que alimentaba a sus ejércitos y esclavos. Además funcionaba como un alimento de reserva para épocas de hambre.

El valor nutricional de la papa

El Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (INIAP) dependiente del Ministerio de Agricultura de Ecuador, promueve el consumo de la papa por las propiedades nutricionales que posee, como fuente importante de vitaminas y minerales, que contribuyen a prevenir la malnutrición y las enfermedades degenerativas.

“El ser humano para su desempeño diario requiere de al menos 49 nutrientes, que pueden ser suministrados en una dieta apropiada y la mayoría de ellos están presentes en el tubérculo de la papa”, afirmó Xavier Cuesta, investigador del Programa Nacional de Raíces y Tubérculos de ese instituto.

Y tras reconocer que “existe la creencia de que las papas tienen mayor contenido calórico y de grasa que el arroz y los fideos, por lo tanto engorda”, el experto aclaró que “esta apreciación es incorrecta, ya que la papa casi no tiene grasa y el valor energético es bajo, comparable con algunas leguminosas”.

Las papas frescas son virtualmente libres de grasa y colesterol, en tanto el contenido de proteína en el tubérculo es bajo y ésta tiene un excelente valor biológico, comparable a la del huevo.

Una papa de tamaño mediano aporta el 26% del requerimiento diario de cobre, el 17 al 18% potasio, fósforo, hierro; y entre el 5 al 13% zinc, magnesio, y manganeso, y hasta el 50% vitamina C.

Los beneficios para la salud de la papa

La papa es un ingrediente indispensable en muchas recetas en el mundo /Foto: pexels.com

Entre las bondades de la papa para la salud, los especialistas destacan las siguientes:

  • Es una fuente de energía 100% natural.
  • Posee altos niveles de antioxidantes y nutrientes esenciales.
  • Es antiinflamatoria por lo que es una excelente opción si sufres de artritis y reumatismo.
  • El ácido fólico y hierro de este alimento ayuda a tratar la anemia; mismos que también estimulan y producen glóbulos rojos en el organismo.
  • El jugo de la papa ayuda a aliviar erupciones, quemaduras e irritaciones causadas en la piel por factores externos porque tiene propiedades anti-irritantes y desinflamatorias.
  • Ayuda a tratar cualquier afección relacionada con el sistema cardiovascular y la hipertensión al mejorar la circulación sanguínea. Esto se debe a que tiene gran contenido en ácido clorogénico y actúa como diurético natural.
  • El jugo de papa cruda es también un elemento medicinal en caso de gastritis aguda y de procesos de úlcera gastroduodenal.

¿Cómo consumir papa para absorber sus nutrientes?

Según la licenciada Aracelly Bravo, docente de Nutrición y Dietética de Perú, “lo recomendable es consumir las papas hervidas en agua o guiso u horneadas”. “De esta manera puede alimentarnos correctamente, saciarnos, ayudarnos a controlar los índice de glucosa y evitar picos en los momentos de apetito”, señaló, al tiempo que remarcó que “los demás métodos de cocción, como la fritura, aplican temperaturas muy altas que transforman la estructura del alimento y, al cocinarse en aceite, se eleva demasiado su valor energético, además de mezclarse con las grasas, debido a que sus almidones absorben el aceite y constituye una combinación que no es recomendable consumir frecuentemente”.

El almidón es uno de estos hidratos de carbono complejos y está presente en los tubérculos, las legumbres y los cereales. Pero si se enfría estos alimentos antes de consumirlos, sus beneficios se multiplican.

“Al refrigerarlo, el almidón se vuelve resistente a la digestión, llegando entero al colon, y es más recomendable”, explicó la nutricionista española Alba Coll, quien ahondó que “esto es así porque no se transforma en glucosa, sino en fibra, el alimento favorito de las bacterias que pueblan la microbiota intestinal”.

Te puede interesar: Papas a la huancaína: receta peruana en 4 pasos

¿Quiénes no deberían consumir papa?

Pese a todos los beneficios enumerados, un efecto que puede experimentar quien consume grandes cantidades de papas cocidas es un aumento en su nivel de glucemia. Las papas son ricas en hidratos de carbono, los cuales se transforman en glucosa en el organismo y aumentan el nivel de azúcar en la sangre. Si se consume una gran cantidad de papas cocidas, este efecto puede ser significativo.

Además, las papas pueden generar problemas digestivos. Esto es debido a que la fibra que se encuentra en las papas puede causar hinchazón, gases y molestias estomacales si se consume en grandes cantidades.

Por otro lado, el consumo excesivo de papas cocidas también puede afectar la salud cardiovascular. Las papas son ricas en potasio, lo que es beneficioso para la salud del corazón, sin embargo, su contenido de sodio puede aumentar la presión arterial, lo que puede ser un problema para personas que ya tienen hipertensión. Además, las papas cocidas contienen ácido oxálico que, si se consume en exceso, puede favorecer la formación de cálculos renales.

En resumen, consumir muchas papas cocidas puede tener distintas consecuencias en el organismo. Desde un aumento en los niveles de glucemia y problemas digestivos, hasta efectos en la salud cardiovascular y renal. Es importante consumirlas con moderación y en el marco de una dieta variada y saludable.

infobae.com

Continuar leyendo

Tendencias

Copyright © 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.